Londres. Las bolsas de Europa caían este lunes después de la derrota en las elecciones regionales del partido de la canciller alemana, Angela Merkel, y de que el primer ministro griego, Georgios Papandreu, cancelara una visita a Estados Unidos renovasen los temores por la crisis de deuda de la eurozona.

A las 0837 GMT, el índice referencial FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas bajaba un 1,84% a 920,49 puntos, después de cuatro sesiones consecutivas de subidas. El viernes había subido un 0,6% en el nivel más alto en más de una semana.

El apetito por los activos de riesgo caía después de que en sus reuniones de fin de semana los ministros de Finanzas de la UE no acordasen nada nuevo para ayudar a aliviar la crisis de deuda de la eurozona.

Información de la prensa griega sostuvo que los acreedores internacionales de Grecia presentaron una lista de 15 medidas de austeridad que debían acelerarse como condición para desembolsar un nuevo tramo de créditos para el país.

"Ya no se trata del vínculo entre los mercados y la economía, sino del vínculo entre los mercados y la política. Los políticos deberían haber visto la crisis y haber hecho más, pero el problema es que no son proactivos", dijo Koen De Leus, estratega de KBC Securities, en Bruselas.

"Estamos yendo de una crisis a otra. Es una pesadilla para los mercados", agregó.

Los bancos, que tienen una exposición significativa a los países de la periferia de la eurozona, estaban entre los más golpeados, con el índice del sector bajando un 2,83% y el banco francés Societe Generale depreciándose un 5,6%.