París. Las acciones europeas cerraron con una leve alza este viernes, pero registraron su primera pérdida semanal en un mes, dado que el regreso de los temores sobre la crisis de deuda en la zona del euro llevó a los inversores a tomar ganancias en títulos en países periféricos.

Los papeles del sector de alimentos y bebidas figuraban entre los principales ganadores después que Nestlé, el grupo alimenticio numero uno del mundo, reportó ventas trimestrales que superaron los pronósticos, lo que hizo subir sus acciones un 2,4%.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cerró un 0,3% más alto a 1.131,72 unidades, en tanto registró una pérdida de 1,5% en la semana.

El indice periférico de los países de la zona del euro de Thomson Reuters bajó un 0,8% este viernes después que Moody's rebajó la calificación de la deuda de Irlanda y ante los crecientes temores de que Grecia no podrá evitar la reestructuración de su deuda.

"Mirando el futuro, una reestructuración de la deuda de Grecia parece inevitable, y parece que están tratando de preparar lentamente al mercado para ésto. ¿Sería el fin del mundo? No lo creo", dijo Patrice Perois, de Kepler Capital Markets en París.

El jefe del fondo EFSE de rescate de la zona del euro, Klaus Regling, dijo en comentarios dados a conocer el viernes que no veía necesidad alguna para una pronta reestructuración de la deuda de Grecia.

"Los mercados están convencidos que Grecia no podrá manejar su deuda en algún momento", dijo al periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung. "Pero sabemos que los mercados pueden equivocarse y son actualmente muy volátiles", agregó.

En Europa, el índice FTSE 100 del Reino Unido ganó un 0,5%, el índice DAX de Alemania avanzó un 0,4%, y el CAC 40 de Francia sumó un 0,1%.