Las acciones europeas cayeron el viernes y pusieron fin a una racha positiva de cuatro sesiones tras señales de desacuerdo entre los líderes de la Unión Europea sobre cómo ayudar a los endeudados bancos de la región, lo que golpeó a los papeles del sector financiero.

Algunos operadores dijeron que el descenso era algo pasajero y que el mercado se recuperará pronto, pero otros se manifestaron más negativos y sostuvieron que los mercados bursátiles europeos podrían caer más.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con una caída del 0,78%, a 1.111,85 puntos, mientras que el índice Euro STOXX 50 de los papeles líderes de la zona euro cayó un 1,24%, a 2.542,24 puntos.

El índice bancario STOXX Europe 600 fue el de peor desempeño entre los diferentes sectores, con un descenso del 2,23% luego de que Alemania endureció su postura sobre el uso de los fondos regionales de rescate para recapitalizar bancos en problemas.

Analistas dijeron que la cumbre de la UE, en la que hubo algún enfrentamiento entre Francia y Alemania acerca de cómo contener la crisis de deuda de la zona euro, dejó también varios temas sin resolver en lo referente a la ayuda que podrían recibir los endeudados bancos españoles.

El índice referencial IBEX de la bolsa española cayó un 2,3%, y las acciones de los bancos locales se desplomaron.

Los títulos de Bankia perdieron alrededor de un 14%, mientras que el descenso del 3% de las acciones de Santander -el principal banco español- pesó con fuerza sobre el FTSEurofirst 300.

El acuerdo de la UE el viernes sobre el nuevo marco regulatorio abre el camino para que el fondo de rescate de la zona euro inyecte capitales directamente en los bancos con problemas durante el transcurso del 2013.

La incertidumbre sobre cuándo pedirá España un rescate financiero también ha pesado sobre los mercados accionarios europeos en las últimas semanas.

Pese a la caída del viernes, el índice FTSEurofirst 300 cerró la semana con un alza del 1,7%.