Londres. Las acciones europeas cayeron a un mínimo de tres meses el viernes, tras lo que fue su sexta semana consecutiva de pérdidas, por desalentadoras cifras de la economía de China que sumaron preocupación por el futuro de las ganancias de las empresas y del crecimiento mundial.

El crecimiento de las exportaciones de China no cumplió con las previsiones de los analistas, lo que alentó el miedo a que la recuperación de la economía mundial esté perdiendo fuerza y a que la demanda de materias primas se debilite.

El índice de materias primas de STOXX Europe 600 cayó un 1,8%, mientras que el índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 .FTEU3 cerró extraoficialmente con una baja de un 1,3% a 1.090,44 puntos en la sesión, y de un 1,9%  en la semana.