Londres. Las acciones europeas cayeron este miércoles a un mínimo de tres semanas, presionadas por la debilidad del sector minorista tras pobres resultados de Hennes & Mauritz, en una sesión en la que también retrocedieron los papeles bancarios.

Las acciones de la cadena de moda H&M perdieron un 6,5% porque reportó débiles márgenes de ganancia del tercer trimestre, aumentando la preocupación por perspectivas de mayores presiones de costos en los próximos meses.

El índice de minoristas STOXX Europe 600 cayó un 1,3% y las acciones de las cadenas Debenhams, Next e Inditex perdieron entre un 0,2% y un 1%.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una caída del 0,6% a 1.064,88 puntos, en una tercera sesión consecutiva de pérdidas.

"Los mercados se están tomando una pausa tras el fuerte repunte de las últimas semanas. Si el dato del PIB estadounidense de mañana (jueves) es débil, podríamos ver una situación que se podría interpretar como positiva porque aumentaría las posibilidades de una mayor relajación cuantitativa", dijo James Hughes, estratega en CMC Markets.

Las ganancias de comienzos de septiembre han permitido que el FTSEurofirst 300 acumule un alza de un 3,8% en lo que va del mes, y tras la pérdida de un 1,7% en agosto.

Ayudando a evitar mayores pérdidas, la acción Beiersdorf subió más de un 10% después de que el presidente ejecutivo de Procter & Gamble fue citado diciendo que estaba interesado en comprar al fabricante de la crema Nivea.

La firma alemana, sin embargo, dijo que no era consciente de las intenciones de P&G.

Los títulos de los bancos cayeron. Las acciones de Barclays, Societe Generale y Deutsche Bank bajaron entre un 1,2% y un 3,4%