París. Las acciones europeas cerraron en alza el martes, con un repunte desde mínimos de dos años anotados en la mañana, lideradas por la recuperación del sector bancario, aunque las ganancias fueron limitadas por la persistente preocupación en torno a Grecia e Italia.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cerró provisionalmente con un alza del 1,1%, a 900,43 puntos, tras hundirse hasta un mínimo de 878,09 puntos durante la mañana, un nivel que no registraba desde mediados del 2009.

Las acciones de bancos -atrapadas en una tendencia bajista de siete meses en la que el índice del sector perdió casi un 50%- repuntaron el martes en lo que mayormente se consideró un rebote técnico.

Los títulos de Societe Generale subieron un 15% y los de Deutsche Bank un 8,2%.

"A pesar de hoy, los gráficos siguen mostrando una tendencia negativa a medio plazo para los índices, no hay duda. Tan pronto como la brecha abierta el lunes se llene, los índices reanudarán sus caídas", dijo Vincent Ganne, analista técnico de TradingSat.

En lo que va del año el FTSEurofirst 300 ha perdido un 20%, mientras que el índice FTSE 100 cayó un 12%, el índice DAX un 25% y el CAC 40 un 24%.

"La pregunta no es 'si' los índices volverán a los mínimos de marzo de 2009, sino 'cuándo'. ¿Ocurrirá durante las dos próximas semanas o en diciembre? Es díficil decirlo", añadió.

La vertiginosa sesión había empezado en territorio positivo, con las acciones subiendo por reportes de que Italia le había pedido a China que realizara adquisiciones "significativas" de deuda italiana.

Los reportes fueron posteriormente negados por una fuente ministerial italiana, y el mercado pasó entonces a territorio negativo.

Las acciones de los bancos franceses se hundieron por nuevos rumores de problemas de financiamiento, mientras que los resultados de una subasta de deuda de Italia en la que tuvo que ofrecer rendimientos récord para vender sus bonos reavivaron los temores a un contagio de la crisis de deuda griega.

Más tarde las acciones volvieron a subir cuando se supo que el primer ministro griego George Papandreou, el presidente francés Nicolas Sarkozy y la canciller alemana Angela Merkel realizarían una conferencia el miércoles, lo que provocó rumores de más respaldo político para el endeudado país.

En los mercados locales, el índice británico FTSE 100 cerró con un avance de un 0,9%, el índice alemán  ganó un 1,9% y el índice francés CAC 40 ganó un 1,4%.

En lo que va del año el FTSEurofirst 300 ha perdido un 20%, mientras que el índice FTSE 100 cayó un 12%, el índice DAX un 25% y el CAC 40 un 24%.

Esos descensos arrastraron los ratios de valuación a niveles que no se veían desde el peor momento de la crisis financiera a comienzos del 2009.

Según información de Thomson Reuters, cerca de la mitad de las acciones en el índice STOXX 50, del CAC 40, del índice español IBEX, del italiano FTSE MIB  y alrededor de un tercio de los papeles del DAX se negocian por debajo de su valor nominal, o el valor de los activos netos de las compañías.