Las acciones europeas cerraron este lunes con ligeras ganancias, gracias a que los inversores recuperaron algo de optimismo respecto a que Grecia alcance un acuerdo por su deuda, aunque los descensos en los sectores energético y financiero pesaron sobre los mercados locales.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con una subida del 0,43%, a 1.579,92 puntos, mientras que el referencial DAX de la bolsa alemana se destacó entre los índices locales con una subida del 1,29%.

Una reciente ola de ventas en los mercados de bonos ha restado algo de fuerza a las bolsas europeas. Los valores principales bajaron un 4% desde máximos alcanzados en abril.

Las acciones de OMV se hundieron un 8% después de que el grupo energético austriaco reportó una caída de sus utilidades trimestrales a la mitad porque los precios bajos del petróleo pesaron sobre su negocio de comercialización.

Las acciones griegas se recuperaron tras la caída inicial, y el índice referencial de la bolsa de Atenas ganó un 1,6%. La Unión Europea dijo que Grecia estaba siendo "más constructiva" en las negociaciones, pero negó un reporte citado por operadores de que la Comisión Europea estaba preparando un acuerdo de compromiso de deuda.

El sector financiero estuvo particularmente volátil, con un descenso de más del 3% en Monte dei Paschi ante su plan de vender nuevas acciones a partir de la semana próxima. Los papeles de Societe Generale y Credit Agricole perdieron entre 1% y 3%.

El índice DAX se destacó entre los mercados de la región, sostenido por el avance de más del 3% en las acciones de Volkswagen después de que analistas de Deutsche Bank elevaron el precio objetivo del valor a 280 euros desde 230.