París. Las acciones europeas subieron este miércoles, ampliando una corriente alcista de tres semanas, porque los inversores miraron más allá de la decisión del Banco Central Europeo de subir la tasa de interés e hicieron a un lado sus aprensiones por los problemas de deuda de Portugal.

El índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con un alza de 0,3%, a 1.147,64 puntos, en su decimotercera subida en las últimas quince sesiones.

Las acciones bancarias, que se han perdido el alza general de mercado desde mediados de marzo, estuvieron entre las que más subieron este miércoles.