Las acciones europeas se recuperaron con fuerza este lunes desde mínimos en varias semanas después de que el Senado de Estados Unidos aprobó un proyecto de reforma impositiva que brinda un significativo estímulo fiscal, que los inversores prevén que sumará impulso a la remontada de los mercados bursátiles.

La apreciación del dólar ayudó al índice alemán DAX a subir un 1,5% y repuntar desde un mínimo en dos meses. El fortalecimiento del euro ha pesado sobre las expectativas de utilidades de compañías de todo el bloque en este trimestre.

El índice europeo STOXX 600 ganó un 0,91%, mientras que los principales valores de la zona euro treparon un 1,3%, su mayor avance en más de dos meses.

Los títulos de bancos, considerados los más beneficiados por los recortes impositivos, subieron un 1,2. Las acciones de Allianz, BNP Paribas y Santander estuvieron entre las de mayor aporte al índice, con avances de entre 1,3 y 1,9%.

El sector de mayor ganancia fue el de construcción y materiales, con una subida de un 1,6% después de que datos mostraron que el desarrollo inmobiliario impulsó una recuperación del sector constructor en Reino Unido el mes pasado.

Las acciones de la constructora sueca Skanska treparon un 3,5%, mientras que las del grupo de materiales irlandés CRH ganaron un 2,8% y las del grupo manufacturero Melrose Industries cerraron con un alza de un 2,4%.

El índice británico FTSE 100, sin embargo, se mantuvo a la saga de sus pares europeos, ya que subió apenas un 0,5% desde un mínimo en 10 semanas ante una depreciación de la libra esterlina luego de que no se concretó un acuerdo sobre el Brexit.

Las acciones de Dialog Semiconductor se derrumbaron un 24% a mínimos en 17 meses, después de que el proveedor de partes para iPhone dijo que Apple podría estar trabajando en su propio procesador de gestión de energía, aunque agregó que no ve un impacto en su negocio para 2018.