Las acciones europeas cerraron estel martes al alza dado que un declive en los precios del crudo alivió las aprensiones acerca del ritmo de la recuperación económica global, aunque los indicadores técnicos sugieren que las ganancias de corto plazo podrían ser limitadas.

Un salto en las acciones de Deutsche Telekom por nuevos rumores acerca de que la compañía y Sprint Nextel podrían estar discutiendo modos de combinar sus operaciones en Estados Unidos impulsó a las acciones de compañías de telecomunicaciones.

No obstante, las acciones de las compañías mineras registraron una caída, arrastradas por el descenso de los precios de los metales principales.

El índice FTSEurofirst 300 de acciones líderes cerró con un alza de un 0,3 por ciento, a 1.147,43 puntos, con un volumen de negocios a un 103 por ciento del promedio diario de 90 días.

El índice de acciones líderes de la zona euro Euro STOXX 50 subió un 0,5 por ciento, a 2.945,42 puntos.

Los gráficos indicaron que las ganancias del mercado podrían ser limitadas. El índice STOXX 50 operó por debajo de su promedio de 50 días, en 2.948,15, y se acercó al mínimo de su canal alcista de corto plazo.

"Hay indicios que sugieren que el mercado ha tocado un máximo de corto plazo", dijo Bill McNamara, analista técnico de Charles Stanley, que estima un nivel de soporte a 2.880 puntos y más atrás a 2.800.

"Aun no está claro si esto que se está ocurriendo es una fase correctiva, pero si se supera un nivel clave, entonces lo que se estaría desarrollando es una corrección hecha y derecha", dijo el analista, refiriéndose a los 2.836 puntos como el nivel clave.

Las acciones griegas perdieron un 3,8 por ciento, mientras que el índice bancario perdió un 6,3 por ciento.

Las acciones de National Bank y EFG Eurobank perdieron un 6,8 y un 6,1 por ciento, respectivamente, un día después de que Moody's redujera la calificación de crédito de Grecia, aumentando el temor a una reestructuración de deuda.

Las acciones de compañías de telecomunicaciones estuvieron entre las de mayor avance, ayudadas por rumores de fusiones y por una optimista nota de Morgan Stanley, que mejoró su postura hacia los servicios de telecomunicaciones a "atractiva" diciendo que los riesgos a la baja en el sector eran menos pronunciados, dijeron operadores.

El índice del sector de telecomunicaciones europeo subió un 1,9 por ciento. Las acciones de Deutsche Telekom avanzaron un 4 por ciento, con un volumen negociado con este papel de casi el 400 por ciento del promedio diario de los últimos 90 días.

Las mineras encabezaron la lista de las que más retrocedieron dado que los precios del níquel cayeron más de un 2 por ciento, aunque el cobre se recuperó tras pérdidas tempranas.

El índice europeo STOXX 600 de productores de materiales básicos perdió un 0,9 por ciento, mientras que las acciones de la minera Antofagasta cayeron un 2,7 por ciento.

Los inversores mantuvieron un ojo en el crudo, que podría subir más por las tensiones en el mundo árabe. En Libia, tropas gubernamentales, tanques y aviones de combate atacaron a rebeldes, intensificando su campaña contra la insurrección que busca derrocar a Muammar Gaddafi.

El índice FTSEurofirst 300 acumula un descenso del 4 por ciento desde que tocó un máximo de 29 meses el 18 de febrero, mientras que el crudo estadounidense ha ganado más de un 20 por ciento en el mismo periodo.

La OPEP está estudiando medidas para reforzar la producción para calmar la ansiedad por una interrupción del suministro en Libia.