Londres. Las acciones europeas cerraron en un máximo de siete semanas este viernes, después de que las nuevas medidas adoptadas por los líderes europeos para enfrentar la crisis de deuda de la región impulsaron los índices bursátiles de referencia y a los golpeados títulos de bancos, como los de UniCredit.

Sin embargo, muchos seguían escépticos respecto a si el repunte duraría, debido a la incertidumbre respecto a cómo las propuestas acordadas en la cumbre de la Unión Europea el viernes -tales como ayudar a los bancos en problemas e intervenir en los mercados de bonos- funcionarían en la práctica.

El índice FTSEurofirst 300 cerró con un alza de un 2,6%, a 1.021,39 puntos, su mayor nivel de cierre desde que finalizó en 1.022,52 puntos en mayo de 2011.

El índice Euro STOXX 50 avanzó alrededor de un 5% a 2.264,72 puntos, su mejor nivel de cierre desde las 2.283,09 unidades el 7 de mayo.

""Estoy vendiendo en esto. Hay muchos obstáculos todavía. Prefiero ir a lo seguro", dijo el gerente de fondos de ClairInvest Ion-Marc Valahu, agregando que ha vendido algunas de sus posiciones en los índices bursátiles FTSE MIB de Italia, CAC de Francia y DAX de Alemania.

Otros fueron más positivos respecto a la cumbre de la UE, que vio a los líderes europeos acordar una serie de medidas a corto plazo para apuntalar su unión monetaria y reducir los costos de endeudamiento de España e Italia, considerados demasiado grandes para rescatar.

Los mercados bursátiles de España e Italia -que han caído marcadamente este año por los temores respecto a los bancos españoles abrumados por la deuda y el riesgo de que Italia pueda ser la próxima víctima de la crisis de deuda que ya ha golpeado a España y Grecia- volvieron a repuntar.

El índice referencial IBEX de España subió un 5,7%, en tanto el FTSE MIB de Milán avanzó un 6,6%, marcando su mejor ganancia desde el 10 de mayo de 2010.

"Compramos acciones italianas y bonos del gobierno italiano esta mañana", dijo Michel Juvet, presidente de inversiones en el banco suizo Bordier.

"Aún tenemos muchos problemas, pero por lo menos tomaron un paso en la dirección correcta", agregó.

La cumbre de la UE también dio como resultado la promesa de crear un solo supervisor bancario para los bancos de la zona euro que estará basado en torno al Banco Central Europeo, en un histórico primer paso tendiente a la unión bancaria europea que podría ayudar a apuntalar a la complicada España.

En lo que constituye una concesión clave de la canciller alemana, Angela Merkel, los líderes acordaron quitarle la categoría de acreedor preferente al fondo de rescate MEDE de la zona euro sobre los préstamos para los bancos españoles, quitando un elemento que disuadía a los inversores para comprar deuda española.

Las acciones de los bancos estuvieron entre los papeles europeos de mejor desempeño, con un alza de los títulos de UniCredit de Italia de un 14,3%, en tanto los de su rival Intesa subieron un 11,6%.

Los papeles de BBVA de España subieron un 9% y los del Santander avanzaron un 6,9%.