París. Las acciones europeas subieron este miércoles, con lo que interrumpieron una semana de pérdidas, gracias al buen desempeño de las acciones de bancos aunque el rebote fue considerado técnico por los analistas y podría durar poco.

Analistas están a atentos a una subasta de bonos italianos del jueves.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con un alza del 0,6%, a 1.032,54 puntos, tras perder un 5,4% en cuatro sesiones.

Las acciones de Nokia se desplomaron un 14,5% después de que la empresa advirtió que su negocio de teléfonos reportaría pérdidas en los dos primeros trimestres del año.