Londres. Las acciones europeas rebotaron este lunes porque inversores buscaban oportunidades tras una caída a mínimos de cinco meses y por el compromiso de líderes mundiales para combatir las turbulencias financieras y prevenir un quiebre de la eurozona.

Sin embargo, el ánimo en el mercado seguía siendo cauteloso y los inversores favorecían a mercados y empresas orientados al mundo, sobre las que dependen más de las condiciones económicas de Europa.

El índice FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con un alza de un 0,6% a 976,2 puntos, rompiendo una semana consecutiva de bajas y recuperándose desde un mínimo de cinco meses de 964,66 puntos.