Londres. Las bolsas europeas caían este viernes por cuarto día consecutivo debilitadas por las acciones de compañías mineras, tras las últimas cifras de desempleo semanal en Estados Unidos que aumentaron las persistentes preocupaciones sobre la frágil recuperación económica.

A las 0943 GMT, el índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas caía un 0,38%, a 1.061,91 puntos, tras haber tocado más temprano un piso a 1.060,19.

El índice está en camino a cerrar la semana en terreno negativo nuevamente, como la semana pasada, y acumula un alza de apenas un 1,4% en lo que va del año.

El referencial recortó partes de sus pérdidas luego de que datos mostraron que la confianza empresarial en Alemania creció inesperadamente en septiembre, pero el ánimo general en los mercados seguía pesimista.

Las compañías mineras estaban entre las que registraban las principales caídas, con los inversores vendiendo por temores a que una recuperación económica más lenta podría dañar la demanda global por materias primas.

Las acciones de Anglo American, Antofagasta, Rio Tinto, Xstrata y ENRC caían entre un 0,7% y un 3%.

"Las cifras de empleo estadounidenses de ayer han echado leña al fuego. Las preocupaciones sobre Irlanda todavía están presentes", expresó Keith Bowman, analista de acciones de Hargreaves Lansdown.

"Los inversores siguen muy sensibles a los indicadores", agregó.

Las cifras mostraron este jueves que el desempleo semanal estadounidense aumentó inesperadamente la semana pasada, una señal de que el mercado laboral todavía tiene el viento en contra. Las ventas de viviendas de segunda mano aumentaron en agosto pero desde unos niveles muy deprimidos.

Entre los índices locales, el FTSE de la bolsa de Londres, el alemán DAX y el CAC-40 de la bolsa de París caían entre un 0,2% y un 0,25%.

Las acciones financieras también estaban las que sufrían pérdidas. El índice STOXX Europe 600 de papeles bancarios perdía un 0,5%.

Barclays, BNP Paribas, Commerzbank y Allied Irish Banks caían entre un 0,5% y un 2,5%