Caracas. Inversores temen que el Gobierno de Venezuela incumpla el pago de unos US$1.100 millones en intereses y capital por el vencimiento de dos de sus bonos, manteniendo la tónica de los últimos siete meses.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro no ha pagado desde fines de noviembre casi todos los intereses de sus títulos de deuda externa, dejando en default a Venezuela, que tiene una carga de deuda de unos US$60.000 millones en bonos extranjeros directos y subsidiarios.

"Asumimos que no han transferido los fondos para amortizar hoy y será el primer incumplimiento en el pago de capital de bonos soberanos, lo que confirma la crisis en el flujo de caja", dijo en una nota a clientes Siobhan Morden, jefe de estrategia para América Latina en la firma Nomura Securities International.

El Gobierno de Maduro comenzó a suspender los pagos de intereses el año pasado en un esfuerzo para que la economía, que enfrenta una hiperinflación y una larga recesión, ahorre divisas. Maduro denunció que las sanciones financieras de Estados Unidos obstaculizan algunas de las transferencias que gestionaron.

El gobierno anunció en noviembre su intención de iniciar una negociación para reestructurar la deuda del país, después que en años anteriores pagó sus compromisos de deuda puntualmente. Una eventual falta de pago este miércoles marcaría el primer incumplimiento soberano de Venezuela desde aquel anuncio a fines de 2017.

El Ministerio de Información de Venezuela no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los dos bonos emitidos en 1998 y 2001 que vencen en la jornada, cotizaron a 28 centavos por dólar a principios de esta semana, según datos de Reuters.