Sao Paulo. El crecimiento del sector servicios de Brasil se desaceleró en marzo tras alcanzar un máximo de cinco años en el mes anterior, pero la confianza, medida por las expectativas de las empresas, llegó a un techo histórico.

El Indice Markit de Gerentes de Compra (PMI) para el sector servicios de Brasil bajó a 53,8 puntos en marzo desde 57,1 en febrero, tras ajustes estacionales, con lo que se ha mantenido desde agosto del 2009 por encima del nivel 50, que separa el crecimiento de la contracción.

"Aunque el indicador principal retrocedió desde el mes previo, otros indicadores todavía apuntan a niveles fuertes de actividad en el sector servicios", dijo Andre Loes, economista jefe de Brasil de HSBC. "Las expectativas empresariales, por ejemplo, saltaron desde 84,8 en febrero a un máximo histórico de 94,2" en marzo, agregó.

Markit entrega el dato PMI de servicios desde marzo del 2007.

El boyante sector servicios de Brasil, impulsado por un desempleo históricamente bajo y un alza real de los salarios, ha ayudado a compensar el lastre económico de su sector manufacturero, que de acuerdo a datos gubernamentales conocidos el martes, se contrajo un 4 por ciento interanual en febrero.

Cinco sectores de servicios reportaron un incremento en la actividad de marzo, con transporte y almacenamiento como la única área que registró un descenso, dijo Markit. El sector hoteles y restaurantes lideró la expansión.

El empleo sectorial también se elevó en marzo, extendiendo el periodo actual de creación de puestos de trabajo a 32 meses, agregó la firma.

Otra lectura de PMI de Markit conocida esta semana mostró que la actividad manufacturera de Brasil creció en marzo por tercer mes seguido, pese a los problemas de las fábricas con los elevados costos laborales, la apreciación de la moneda local y la pobre infraestructura.

Aunque la fortaleza del mercado interno podría sostener una recuperación económica gradual en el 2012, analistas temen que también podría acarrear inflación, mientras el Banco Central reduce las tasas hasta niveles casi mínimos históricos.

Los proveedores de servicios en Brasil elevaron sus precios en marzo, al traspasar a sus clientes las mayores cargas de costos en el periodo del sondeo, dijo Markit, que agregó que la tasa inflacionaria se mantuvo sin variación respecto al techo de 11 meses alcanzado en febrero, aunque fue menor que el alza en los costos de producción.