Buenos Aires. La actividad económica en Argentina cayó un 4,3% interanual en junio, dijo este miércoles el Gobierno, una contracción peor que la estimada por los analistas.

El ente de estadísticas volvió a dar a conocer el indicador tras haberlo discontinuado por sospechas de manipulación por parte de la anterior administración.

Un sondeo realizado por Reuters había estimado una merma del 1,1% en promedio para el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) para el sexto mes del año.

El miércoles, el jefe de Gabinete de ministros destacó que la economía finalizará el año con una caída del 1%.

Los analistas consultados coincidieron en que la caída de junio obedece principalmente a una contracción del sector de la construcción.

En comparación con mayo de este año, la actividad cayó -en la medición desestacionalizada- un 0,3%, mientras que el acumulado del 2016 totaliza una baja del 1,3% respecto del mismo período del año pasado, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El último dato oficial había sido el de septiembre de 2015, con una mejora de 2,8%.

El Gobierno del presidente Mauricio Macri, que asumió el 10 de diciembre, declaró la emergencia estadística y cambió a la jefatura del Indec con el fin de ajustar la metodología.

Macri afirma que las obras públicas serán uno de los pilares de la economía del país y espera un impacto real de las mismas hacia fin de año.