Buenos Aires. La actividad económica de Argentina creció 9,5% interanual en enero, dijo este lunes el gobierno, en medio de una pujante actividad industrial y agrícola y de un fuerte consumo doméstico.

El crecimiento de la actividad económica se ubicó por encima de la expansión de 8,5% que habían calculado los analistas en un sondeo realizado por Reuters.

El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), un índice mensual que anticipa el comportamiento trimestral del Producto Interno Bruto (PIB), creció 0,5% respecto a diciembre, según los datos oficiales desestacionalizados.

El analista Rodrigo Alvarez, de la consultora Ecolatina, afirmó que el fuerte repunte de la actividad está vinculado con el consumo y la intensa actividad industrial y agrícola.

"En trigo hubo un salto muy importante en la producción. En construcción también hubo un crecimiento muy importante y la industria automotriz tuvo un mes muy bueno en enero", dijo Alvarez.

En diciembre, la expansión interanual del indicador fue del 10,1%, según cifras revisadas del ente oficial de estadísticas.

De acuerdo con cálculos de la consultora Economía & Regiones, la actividad económica argentina se situó en el primer mes del año "6,2% por encima del pico de nivel de actividad de la actual administración (en julio de 2008)", previo al debilitamiento generado por la crisis internacional.

El analista Alberto Ramos, de Goldman Sachs, afirmó que espera que el PIB real crezca un sólido 6,8% este año, aunque destacó que la demanda externa podría debilitarse debido a la significativa apreciación del peso argentino en términos reales y por un crecimiento menor en Brasil.