Brasilia. La actividad económica en Brasil se contrajo más de lo previsto en marzo, según datos del Banco Central divulgados este miércoles, la más reciente en un conjunto de cifras que sugiere una desaceleración en el primer trimestre.

El índice de actividad económica del Banco Central de Brasil (IBC-Br) bajó un 0,74% en marzo respecto a febrero. Analistas consultados por Reuters proyectaron en promedio un declive de 0,10%.

La contracción fue mayor a la que calculaban incluso los pronósticos más pesimistas del sondeo, los de Santander Brasil y LCA Consultores. Ambas corredurías estimaban una caída de 0,6%.

La actividad se contrajo un 0,13% en el primer trimestre, el primer descenso en un período de tres meses desde el último trimestre de 2016, lo que empaña las visiones sobre la recuperación que venía registrado Brasil luego de su mayor recesión en décadas.

El indicador destaca además un repunte flojo y desigual que es improbable que genere presiones sustanciales sobre los precios, aun cuando la inflación se mantiene por debajo del rango oficial para 2018.

El Banco Central de Brasil tiene una reunión más tarde este miércoles y el mercado espera que baje sus tasas de interés a un mínimo histórico de 6,25%.