La actividad económica de Brasil cayó un 0,51% en mayo, revirtiendo el leve avance registrado en abril, mostraron este jueves datos del banco central que resaltan los desafíos que enfrenta el país en momentos en que intenta escapar de la más profunda recesión en décadas.

Un sondeo de Reuters a economistas proyectó que la actividad económica se mantendría estable en comparación a la lectura de abril, cuando registró su primer alza desde el 2014, aunque de sólo 0,03%.

El indicador, que es una medición de la actividad en los sectores agrícola, de la industria y de servicios, marcó una caída de 5,32% en igual mes del año pasado.

La economía de Brasil está atravesando por el segundo año de lo que según analistas sería la peor recesión en más de un siglo.