Brasilia. La actividad económica de Brasil subió levemente en noviembre tras una sorpresiva caída el mes previo, pero la débil recuperación aún apunta a un cuarto trimestre sin brillo, mostraron el jueves datos del Banco Central.

El índice de actividad económica IBC-Br del Banco Central de Brasil subió un 0,04% mensual en noviembre en términos ajustados por estacionalidad.

El mercado esperaba una caída de un 0,20%, según la mediana de los pronósticos de 24 analistas consultados en un sondeo de Reuters.

El banco revisó el índice de octubre a una baja del 0,12% desde un declive de 0,26% reportado originalmente.

Una fuerte caída de la confianza de las empresas y de los consumidores durante la presidencia de la izquierdista Dilma Rousseff ha afectado a las inversiones y presionado a la otrora pujante economía brasileña.

El índice IBC-Br, una medición de la actividad en los sectores agrícola, industrial y servicios, apunta a un débil desempeño en el cuarto trimestre del 2014 debido a una caída de la actividad industrial y de las exportaciones y un mayor debilitamiento del consumo interno.

Para recuperar la confianza de los mercados, Rousseff dijo que dejará atrás algunas de las políticas intervencionistas que ahuyentaron a inversores.

Su segundo mandato de cuatro años comenzó el 1 de enero.