La economía brasileña tuvo un crecimiento pequeño pero inesperado en noviembre, gracias a descuentos navideños anticipados que impulsaron las ventas minoristas, lo que aportó un leve alivio a la larga recesión del país.

La actividad económica de Brasil aumentó un 0,20% en noviembre respecto a octubre, mostró el índice de actividad económica IBC-Br del Banco Central de, publicado el viernes.

La mediana de los pronósticos de economistas consultados por Reuters era de un declive de 0,10%.

El índice IBC-Br mide la actividad en los sectores agrícola, industrial y de servicios de Brasil, y se lo considera un indicador anticipado del Producto Interno Bruto (PIB).

Se prevé que la economía de Brasil muestre una contracción de más de 3% en 2016 por segundo año seguido, dentro de la peor recesión que registra la nación.

En noviembre, las ventas minoristas tuvieron una sorpresiva alza de 2% respecto a octubre, según datos publicados el martes, lo que ayudó a impulsar al IBC-Br.

No obstante, economistas dijeron que es probable que las ventas muestren un descenso en diciembre ya que los consumidores sólo habrían adelantado sus compras navideñas para aprovechar las ofertas del Black Friday.

Con todo, el pequeño incremento en la actividad económica de noviembre fue el más fuerte desde junio. En relación a noviembre de 2015, la actividad bajó un 2,02%.