Santiago. La actividad económica en Chile sigue acelerando el paso. Según estimaciones de la Cámara del Comercio de Santiago, el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) del mes de Julio superará el 7,5%, lo que constituiría el registro más alto de los últimos 6 años.

El consumo de los hogares sigue liderando el crecimiento. Las ventas del comercio crecieron en 18,8% y las de durables en 39%. La industria va de menos a más y en julio comienza a contribuir positivamente en el crecimiento. Las inversión también está a plena marcha.

Las importaciones de maquinarias y equipos tuvieron un aumento record de 44% en julio y 48% en primera semana de agosto.

Las cifras preliminares del mes de julio permiten prever que el tercer trimestre crecería por sobre el 6,5%. Las cifras del mes de agosto serán importantes para calibrar el ritmo de crecimiento de la economía chilena, libre del efecto del mundial de fútbol en el consumo de los hogares. Los efectos del sismo de febrero habrán también moderado su impacto en la canasta de gasto de los hogares.

En todo caso, el consumo de los hogares seguirá creciendo fuertemente, aún cuando se vea una moderación hacia fines de año. Por de pronto, las bajas tasas de interés, la apreciación cambiaria y la el acelerado proceso de creación de empleos están explicando en lo medular este desarrollo.

Todos estos elementos indican que la política monetaria deberá seguir hacia una mayor neutralidad, debido a que el crecimiento potencial de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Chile es de 5% o 5,5% y el gasto está creciendo excedidamente por sobre ese porcentaje.