La actividad industrial creció 1,9% durante 2014, con lo que logró superar el retroceso de 0,7% con el que cerró 2013, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El resultado fue consecuencia de los datos positivos que obtuvieron las industrias manufactureras de 3,7%, 1,9% en la construcción y 1,8% en el subsector de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, mientras que la minería descendió 2,3%.

Si no se tomara en cuenta al sector de la minería, las actividades industriales se incrementarían 4,9%. De acuerdo con Raymundo Tenorio Aguilar, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, este sector tuvo en diciembre su descenso más pronunciado en ocho años, el cual llegó a 2,3%.

El promedio del año reportó una caída de 2,3% en la extracción de petróleo y gas, y de 7,8% en los servicios de minería, mientras que la minería de minerales metálicos y no metálicos subió 1,7%.

Tenorio dijo en entrevista con Excélsior, que “es desastroso lo que ocurre con la minería, porque la producción petrolera ya sabemos que ha venido a menos, pero lo que tiene que ver con extracción de minerales como florita, oro, zinc o cobre está preocupante”.

En este sentido, advirtió que las empresas extractoras han aplicado de manera voluntaria restricciones de inversión, lo que las motivó a detener proyectos. La razón por la que tomaron esta decisión, expuso, se debió a restricciones legales que han tenido que ver con mayor severidad en cuanto remediación de gobiernos estatales, así como también a la caída que han presentado los precios internacionales de los minerales, debido al menor ritmo de consumo de naciones como China.

El analista de Barclays, Marco Oviedo, comentó que la menor producción de Petróleos Mexicanos incidió en el resultado.

También comentó que para este año se espera un crecimiento en la actividad industrial del tres por ciento, lo cual va en línea con la previsión de aumento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3,3%.