Buenos Aires. - Argentina aguarda con expectativa que el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) apruebe formalmente este miércoles un financiamiento por US$50.000 millones, un acuerdo que para el flamante presidente del banco central, Luis Caputo, ayudará a estabilizar el turbulento mercado cambiario del país.

En sus primeros comentarios públicos desde que reemplazó a Federico Sturzenegger a la cabeza de la autoridad monetaria la semana pasada, cuando la moneda doméstica cayó a sus mínimos históricos, Caputo dijo a los diarios Clarín y La Nación que aguarda "que el mercado llegue a un equilibrio pronto" y resaltó la tranquilidad de la plaza el martes.

Como parte del primer desembolso de fondos esperado del FMI, las autoridades argentinas han dicho que venderán US$7.500 millones en los mercados de divisas para financiar su presupuesto.

"Estamos en una transición hacia una mayor estabilidad" del tipo de cambio, dijo Caputo, quien se desempeñó como ministro de Finanzas hasta antes de asumir el cargo como titular del banco central. "Ahora viene el cronograma (de oferta de dólares) del Ministerio de Hacienda, que va a dar más certidumbre. Va a ofrecer un panorama de lo que va a ser la oferta", sostuvo.

En la entrevista con los diarios, Caputo agregó que apuntaría a eliminar el saldo de las llamadas letras 'Lebac' del banco central a un ritmo más rápido que el plan trienal establecido en el acuerdo con el FMI.

Argentina anunció que recurriría al FMI el mes pasado después de una corrida contra el peso debido a las preocupaciones de los inversionistas sobre la capacidad del presidente Mauricio Macri para dominar la inflación desenfrenada, así como una venta masiva de activos de mercados emergentes por el aumento de tasas en Estados Unidos.

El peso cerró el martes con una baja de 0,36%, a 27,80 por dólar, luego de un incremento del 2,71% el lunes, cuando Caputo aumentó los requisitos de reserva de los bancos. La moneda doméstica anotó el viernes su mínimo histórico de 28,50 por dólar.

Los mercados argentinos permanecen cerrados este miércoles por un feriado nacional.

En la entrevista con los diarios, Caputo agregó que apuntaría a eliminar el saldo de las llamadas letras 'Lebac' del banco central a un ritmo más rápido que el plan trienal establecido en el acuerdo con el FMI.

    El martes, el banco central elevó las tasas de 'Lebac' a corto plazo al 47%, frente al 40% anterior, y renovó 308.473 millones de pesos (US$11.096 millones) de un vencimiento de 514.779 millones de pesos. Caputo dijo que la renovación del 60% fue mayor que el 50% que había estado esperando.

    "Este es un mensaje muy poderoso", dijo en la entrevista. "Ya estamos limpiando el balance del banco central", subrayó.