Brasil registró en los primeros cuatro meses de este año un saldo negativo de transacciones corrientes de US$32.462 millones, un resultado 12,4% menor que en el mismo período del año pasado, informó el Banco Central.

En abril, el déficit externo fue de US$6.901M, inferior a los US$9.190M en el mismo mes del año pasado.

La cuenta corriente es formada por la balanza comercial, la cuenta de servicios y rentas, y las transferencias unilaterales, recursos enviados por brasileños que viven fuera del país.

El BC informó que a partir de este mes las estadísticas del sector externo siguen los patrones del Manual de Balance de Pagos y Posición Internacional de Inversiones (BPM6) del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según el jefe del Departamento Económico del BC, Tulio Maciel, la reducción del déficit externo se vincula al alza del dólar, lo que reduce los gastos de brasileños en el exterior y favorece las exportaciones, así como a la menor actividad económica brasileña.

"Hay dos componentes influyendo diversas cuentas de las transacciones corrientes. Uno es la tasa de cambio y el otro es el ritmo de actividad menor este año en comparación con el mismo período del año pasado", señaló.

La balanza comercial presentó un saldo negativo de 6.330 mdd en el primer cuatrimestre, la cuenta de rentas de US$13.350M, la de servicios de US$13.780M, y las remesas de ganancias y dividendos al exterior US$5.000M.

En los primeros cuatro meses de 2015, por otra parte, las inversiones extranjeras directas sumaron US$18.910M, con una caída de 36,3% ante el mismo período del año pasado.

Con ese resultado, las inversiones no fueron suficientes para financiar en su totalidad el déficit de cuentas externas.

En 2014, según los números revisados, el saldo de transacciones corrientes del país sudamericano fue negativo en US$104.830M, el mayor déficit anual registrado hasta el momento, equivalente a 4,47% del PIB.

Para 2015, el BC proyecta un déficit de transacciones corrientes de US$84.000M, equivalentes a 4,4% del PIB, y un ingreso de inversiones extranjeras directas de US$80.000M.