La confianza de los consumidores chilenos cayó en junio pasado a los 49,2 puntos, lo que supone que supera el umbral del pesimismo por primera vez en los últimos dos años, según la encuesta de Índice de Percepción de la Economía (IPEC) de junio, de Adimark, difundida este jueves.

Después de una caída sostenida del indicador durante los últimos seis meses, la confianza de los consumidores en la economía chilena se situó por debajo de los 50 puntos, que marca el límite entre una mayoría optimista y otra pesimista.

“Durante junio, pareciera que la ya ampliamente reconocida desaceleración de la economía chilena llegó finalmente a los consumidores”, señala el sondeo de Adimark.

“Racha de optimismo llegó a su fin”. El estudio recuerda que el gobierno recortó esta semana su previsión de crecimiento económico de 3,4% a 3,2% debido a la mayor desaceleración de la actividad interior, los efectos del terremoto ocurrido en el norte en abril pasado y el incendio en Valparaíso, entre otros factores.

Los indicadores del Índice de Percepción de la Economía (IPEC) que más cayeron en junio pasado fueron los de la situación actual del país, que bajó de los 53,3 puntos en mayo a los 51,2 puntos el mes pasado, y el de las perspectivas para la economía chilena dentro de cinco años, que disminuyó de 38,7 a 36,3 puntos.

También aumentó la percepción de que dentro de un año habrá más desempleo en el país y que la situación de las empresas ha empeorado en los últimos doce meses.

En resumen, Adimark considera que la “racha de optimismo” de los consumidores chilenos, que empezó en 2010 después de la crisis financiera mundial, llegó a su fin.

La encuesta incluyó entrevistas telefónicas a 1.057 personas en las principales ciudades chilenas durante el mes de junio.