Sao Paulo. El Fondo Garantizador de Créditos (FGC) de Brasil decidió prorrogar hasta las 18:00 hora local (21:00 GMT) de este jueves el plazo para la recompra de hasta US$1.590 millones en deuda del complicado banco Cruzeiro do Sul, que fue intervenido por el Banco Central en junio.

Según el comunicado del fondo, la ampliación del plazo se decidió para dar más tiempo al FGC para que "analice las ofertas recibidas por la compañía".

El plazo original expiraba a la medianoche del miércoles.

Los resultados de la recompra de deuda, que es una condición para la venta del endeudado prestamista, serán anunciados el viernes.

Cruzeiro do Sul fue puesto bajo la administración del FGC hasta fin de año después de que el Banco Central descubriera problemas de contabilidad que llevaron a un déficit de US$1.300 millones.

Según el artículo de un diario el miércoles, FGC y Cruzeiro do Sul no pudieron captar el apoyo necesario para su plan de recompra de bonos antes del miércoles.

Ahora, FGC tiene hasta la tarde del jueves para conseguir la aprobación de al menos el 90% de sus acreedores para un descuento promedio del 49,3% de su deuda, lo que abriría la opción de una venta.

La imposibilidad de vender la entidad podría generar la mayor quiebra en la industria financiera de Brasil desde la intervención y liquidación del Banco Santos en el 2005.