Las 17 aduanas hondureñas superaron la meta de recaudación de impuestos programada para 2010. La Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) dio a conocer ayer que lo recolectado alcanzó 11.252.9 millones de lempiras (US$584,6 millones).

Miguel Mejía, director adjunto de Rentas Aduaneras, dijo que las intervenciones realizadas permitieron elevar los ingresos, así como la aplicación de otras medidas tendentes a reducir la subvaluación en la introducción de mercaderías.

El titular de la DEI, José Oswaldo Guillén, agregó que acciones como el cierre de las tiendas libres contribuyó a frenar el comercio ilegal de mercancías y, por ende, mejoró la percepción de riesgo.

Además de castigar a los evasores, continuó el ministro director de Ingresos, se destituyó sin prestaciones a varios administradores, subadministradores, oficiales de aforo y despacho por supuestos actos de corrupción.

En cuanto a las aduanas, Puerto Cortés y Toncontín generaron el 47,5% de las recaudaciones totales, con 3.335,3 y 2.005,9 millones de lempiras, respectivamente.

Por regiones, la zona noroccidental es la que más impuestos generó, con 7.319,2 millones de lempiras, seguido de la centro-sur-oriente con 3.825,1 millones y la nororiental con 108,6 millones de lempiras.