Santiago. "Chile sufriría un impacto indirecto sobre su actividad económica y el tipo de cambio, de prolongarse las fricciones comerciales entre Estados Unidos y China", coincidieron este miércoles autoridades del país sudamericano, durante un seminario realizado en Santiago de Chile.

"Los mayores aranceles de Estados Unidos y China generarían un escenario negativo para Chile, con menor PIB de sus socios comerciales, un bajo precio del cobre y peores condiciones financieras", afirmó el presidente del Banco Central del país sudamericano, Mario Marcel.

Marcel aseguró que será necesario "un seguimiento cuidadoso del desarrollo del conflicto y sus repercusiones sobre distintos mercados para tomar las decisiones adecuadas", con el objetivo de resguardar el crecimiento económico del país.

Este miércoles se llevó a cabo el seminario "Conflicto comercial en el mundo: implicancias para el crecimiento de Chile", en el que participaron Marcel, junto al director de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Rodrigo Yáñez; el presidente de la asociación empresarial, SOFOFA, Bernardo Larraín, y el experto estadounidense Gary Horlick, entre otros.

En este panorama mundial afectado por las medidas "proteccionistas" impulsadas por EE.UU., los expertos previeron a largo plazo una contracción del 1% del comercio a nivel internacional y pérdidas en el PIB mundial.

En la instancia abordaron la ofensiva lanzada el 6 de julio pasado por Estados Unidos, que impuso a su mayor socio comercial, China, aranceles adicionales del 25% a productos chinos de sectores como aeroespacio, tecnología informática y autopartes, por un valor de US$34.000 millones.

Larraín declaró al respecto que un "conflicto de larga duración" entre Estados Unidos y China, en un escenario global impredecible, podría tener "un elevado riesgo" para la economía chilena.

La base del desarrollo del país sudamericano ha sido la apertura comercial al mundo, que ha derivado en más de un 90% de productos de exportación libres de aranceles, gracias a la batería de 26 acuerdos de libre comercio "sólidos" de Chile con otros países, añadió.

En esta línea, Yáñez llamó a "incentivar la eliminación de barreras fitosanitarias y no arancelarias que afectan a productos chilenos, motivar la entrada de nuevos actores a exportar a través de nuevas tecnologías y cultivos, entre otras acciones".

"Si bien pueden generarse aumentos en el flujo de exportaciones de Chile a China, sustituyendo los productos estadounidenses, esto no implica que el efecto total será positivo", aclaró el director.

Yáñez además recalcó la importancia de profundizar y modernizar los acuerdos comerciales vigentes, con el fin de fortalecer el sistema multilateral de comercio, y de defender la apertura en foros internacionales como la cumbre APEC 2019, que se llevará a cabo en Chile el próximo año.

En este panorama mundial afectado por las medidas "proteccionistas" impulsadas por Estados Unidos, los expertos previeron a largo plazo una contracción del 1% del comercio a nivel internacional y pérdidas en el Producto Interior Bruto (PIB) mundial.