Ciudad de México. El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) sostuvo que la economía mexicana no ha logrado avanzar sustancialmente a pesar de la implementación de reformas.

Según el IDIC, las políticas reformitas implementadas por la actual gestión han sido rebasadas por problemas como la pobreza, inequidad y el mercado laboral precario, publicó La Jornada.

Según explica en su informe, las reformas implementadas en los seis años de gestión del presidente Enrique Peña Nieto debieron reflejarse en un crecimiento económico de 5.2% en 2017, sin embargo el acumulado hasta noviembre pasado sólo llegó a 1.9%.

Además, destaca que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) muestra cifras poco alentadoras, como la variación anual en 1,51% que dio como resultado 1.86% en el acumulado de los primeros 11 meses de 2017.

El instituto estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) al cierre del año "será más bajo que el promedio que se ha tenido en las tres décadas previas".

Destacó que de los tres sectores de la economía, el industrial es el que tiene el escenario más complicado, pues ni siquiera las manufacturas con su crecimiento de 3.2% ha sido capaz de levantar el desempeño del sector.

Para el director del IDIC, José Luis de la Cruz, "los problemas estructurales del país persisten". Puso como ejemplo, los cambios en el sector energético que -según dijo- "han sido insuficientes para detonar la mayor producción de petróleo, gas o una reducción de precios en sus derivados, por el contrario, esto último ha detonado desequilibrios que podrán presión a la economía”.

En tal sentido, reiteró que México enfrenta un entorno de incertidumbre ante los acontecimientos coyunturales, mismos que se concatenan con los problemas estructurales.