Berlín. Una salida de Grecia de la zona euro sería catastrófica no sólo para ese país, dijo el máximo responsable del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), al día siguiente de que los partidos que respaldan el rescate internacional perdieran su mayoría parlamentaria en las elecciones helenas.

Si Grecia abandona la zona euro, tendrá "por supuesto un impacto enorme no sólo en otros países del programa, sino en los bancos y en la misma Grecia", expresó Klaus Regling, quien añadió que los acreedores públicos de Grecia también sufrirían.

"Sería una catástrofe para Grecia", dijo Regling.

Regling también indicó que no se planteaba en absoluto que el MEDE recapitalice directamente a los bancos, una propuesta de algunos políticos para ayudar a los bancos españoles.