Lima. Las actividades de lavado de activos ascienden a unos US$20.000 millones anuales en Perú, estimó la experta Olga Johnson, durante el Taller del Sistema de Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo en las Agencias de Viaje.

Según la jurista de la Asociación Peruana de Operadores en Turismo Receptivo (Apotur), entre los sectores vulnerables a esta actividad ilegal se encuentran el sistema financiero, la actividad minera, administración pública, construcción, compra y venta de divisas, entre otros.

Johnson sostuvo que otra de las actividades económicas también en riesgo de ser utilizada para lavado de activos es en el sector turístico, que comprende, agencias de viajes, hoteles, restaurantes y casinos, entre otros.

Entre otras apreciaciones, la experta agregó que todas las agencias de viajes en el mercado peruano deben adecuarse a las nuevas normas legales dispuestas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP' s.

De acuerdo a las nuevas normas establecidas, las agencias de viajes tienen plazo hasta el próximo 04 de mayo para adecuarse a estas nuevas disposiciones emitidas por el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

En Perú existe un sector económico muy dinámico integrado por un aproximado de 3.000 agencias de viajes que trabajan de acuerdo a las leyes peruanas y otras 7.000 agencias informales.

La experta indicó que durante el 2016, esta actividad ilegal ascendió a un estimado de US$13.000 millones.