Ciudad de México. México podría quedar rezagado dentro de la recuperación económica que se espera para América Latina en el 2018, de acuerdo con el principal economista para la región de la firma 4Cast Roubini Global Economics, Pedro Tuesta.

"México podría convertirse en la oveja descarriada de América Latina", dijo Tuesta en una entrevista con Xinhua.

En el transcurso de los próximos 12 meses, la situación política doméstica podría ser el principal lastre para el crecimiento de México, con la inversión todavía demorada y las restricciones fiscales reduciendo la velocidad de su recuperación, dijo el experto.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México podría expandirse un 1,9% en el 2018, desde el 2,1% estimado para este año, según estimaciones de la firma.

América Latina crecería a un ritmo del 2,2% en el 2018, desde el 1,6% previsto para 2017, con Argentina y Brasil liderando la expansión en el año venidero.

Pero México, la segunda mayor economía latinoamericana, tiene por delante las elecciones presidenciales del 2018 y la renegociación de su Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y Estados Unidos.

"En la medida en la que está avanzando la renegociación del TLCAN, cada vez están siendo más aparentes los obstáculos , dijo Tuesta desde Washington.

"Los mercados ya están reevaluando el riesgo de que un acuerdo final no pueda ser alcanzado antes de las elecciones en México y en Estados Unidos", agregó.

La firma 4Cast Roubini Global Economics duda que la actualización del TLCAN pueda ocurrir antes de los comicios presidenciales mexicanos del 1 de julio.

Eso eleva la posibilidad de que el principal partido de izquierda, MORENA, gane terreno frente al gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y frente a su antecesor en el poder, el Partido Acción Nacional (PAN).

El candidato presidencial de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, ya está cuestionando la habilidad actual del gobierno para llevar al TLCAN a buen puerto, dijo Tuesta.

López Obrador es hasta ahora el favorito en los sondeos rumbo a la presidencial del próximo año, pero por el lado positivo el candidato ha suavizado su discurso en torno al TLCAN y es improbable que gane el apoyo suficiente en el Congreso para revertir las reformas estructurales del presidente Enrique Peña Nieto, agregó.

"Sin embargo la incertidumbre inversora resultante mantendrá a los empresarios con mucha cautela", dijo Tuesta.

El 2018 parece un año más prometedor para el crecimiento de América Latina, aseveró el experto.Gran parte de los países todavía se están adecuando a los menores precios de las materias primas y están manteniendo una política fiscal conservadora.

Sin embargo, la tendencia de México estará más en línea con la de América Latina en 2019, cuando sus choques inflacionarios se hayan desvanecido y el banco central suavice su política monetaria, concluyó Tuesta.