La Administración Federal de Ingresos Públicos pidió al juzgado la captura internacional de Miguel Abadi, el contador titular del fondo de inversión GEMS, quien administró US$1.400 millones sólo para el año 2006.

El pedido se realizó tras la reunión donde el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, le solicitó a la Jueza María Verónica Straccia, a cargo del Juzgado Penal Tributario Nº 3, la repatriación de los US$3.800 millones fugados en 4.040 cuentas ocultas en Suiza.

La denuncia, presentada por la AFIP en noviembre del año pasado, no sólo abarca al banco HSBC, sino que también comprende a una plataforma facilitadora para la evasión conformada por apoderados, abogados, licenciados en economía y contadores que pusieron a disposición una red off shore de sociedades extranjeras para evadir impuestos.

En esa red de profesionales está Abadi, quien tiene a su nombre 12 cuentas, en algunas en carácter de auditor y en otras como representante legal.

Por ello, la AFIP requirió información a las administraciones tributarias de Islas Vírgenes, Uruguay y Bermudas, que son algunos de los países donde están localizados las sociedades off shore y los trust utilizados como “pantalla” por Abadi.

De acuerdo con un comunicado del organismo fiscal, la AFIP solicitó que la Justicia argentina libre un exhorto a la fiscalía general de Ginebra (Suiza) para conocer el resultado de los allanamientos realizados el miércoles pasado en las oficinas de HSBC Holdings.