Una subida de la inflación se producirá a consecuencia del alza de las tarifas eléctricas, anunciada para junio próximo por parte del Consejo Nacional de Electrificación (Conecel). Así opinan expertos.

De acuerdo con José Pileggi, consultor energético, el incremento generará “un impacto a la economía, pues se podría incrementar el costo de los productos y de los servicios”.

En un criterio similar se pronunció Hugo Albán, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, quien explicó que la inflación subirá por el incremento de precios de los alimentos y los productos industrializados. Comentó que por lo general, los productores trasladan ese costo al consumidor.

Pillegui pidió al Conelec que haga conocer los estudios en los que se basó para el nuevo incremento.

Las tarifas eléctricas se modifican luego de tres años del último incremento, en junio del 2011. En esa ocasión, según anunció el gobierno, el aumento era para quienes consumían más de 500 kilovatios hora en la Sierra y más de 700 kilovatios en el invierno de la Costa. Esto, según el presidente Rafael Correa, no afectaría a la clase media y a los sectores populares.

Esta vez, la decisión de Conelec es para todos los sectores, sin diferenciación. El Conelec tiene la potestad legal para revisión de tarifas cada junio.

US$0,02 subirá el kilovatio hora en el sector industrial; mientras, en el sector residencial será de US$0,01, según el Conelec.