Helsinki. El principal cargo económico de la Unión Europea, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo el viernes que la zona euro debe elegir entre la degeneración o el fortalecimiento, manteniendo así la presión para que los líderes intensifiquen los esfuerzos en contra de la crisis de deuda.

"Hacemos frente a una degeneración gradual de la zona euro o al fortalecimiento de la base europea que es la unión económica", expresó Rehn.

Rehn reclamó el jueves unos mecanismos más fuertes para combatir la crisis y una disciplina fiscal dura, al tiempo que el Banco Central Europeo pidió unas garantías conjuntas para los depósitos bancarios con el fin de evitar las huidas de los bancos.