La agencia de calificación de inversiones Moody's bajó este viernes la nota de los bonos soberanos argentinos sometidos a la legislación extranjera (Caa1) y mantuvo la nota a la deuda emitida bajo legislación nacional (Ba3).

A través de un comunicado, Moody's informó que rebaja los títulos argentinos bajo ley foránea "por su aumento del riesgo de bancarrota, debido a los procesos judiciales abiertos en los tribunales estadounidenses".

La agencia estadounidense recordó que el Gobierno argentino ha sido demandado ante un tribunal neoyorquino por fondos de inversión que reclaman bonos impagos desde finales de 2001.

"Los bonos en litigio representan US$1.330 millones, pero la cifra podría ampliarse a casi US$12.000 millones si todos los tenedores de deuda (en dólares y euros) aprovechan el precedente legal", advierte la calificadora sobre un posible desenlace judicial contrario al Gobierno presidido por Cristina Fernández.

El juez de primera instancia Thomas Griesa ordenó a Argentina el pago íntegro y en un sólo pago de los bonos que le reclaman los fondos de inversión.

Los querellantes son inversores que rechazaron los canjes de deuda ofrecidos por el Gobierno argentino en 2005 y 2010 y a los que se acogieron el 93% de los acreedores.

El Gobierno argentino recurrió el fallo y La Cámara de Apelaciones de Nueva York pidió al país que proponga una fórmula de pago a los litigantes antes del próximo 29 de marzo.