Asunción. Para finales del presente año, esperan que la divisa cierre en G. 5.275, frente a G. 5.200 que estimaron el mes anterior. Para el 2016 elevaron la percepción de G. 5.200 (julio) a G. 5.300.

La divisa norteamericana alcanzó esta semana su nivel máximo del año, incluso desde febrero de 2009, al cotizarse a G. 5.250 por unidad. En este año ya acumula una apreciación del 11% frente al guaraní.

Pese a la fuerte apreciación actual del dólar y su posible impacto en la canasta básica, Miguel Mora, economista jefe del Banco Central, explicó que la expectativa de la inflación está anclada en 4,5% para 2015 porque hay otros fundamentos que presionan los precios hacia abajo. Entre esos fundamentos resaltó la caída de precios de las materias primas (combustibles y alimentos) y la depreciación del real y el peso argentino.

Cerca del 40% de los productos de la canasta son bienes importados, algunos de los rubros sufrirán incrementos, como los bienes durables (electrodomésticos, automóviles, artículos eléctricos y otros). En contrapartida, una buena cantidad de bienes que son importados del Brasil favorecerán la canasta de los consumidores paraguayos.

Cabe señalar que en julio último el índice de precios del consumidor (IPC) registró una variación del 0,8%, la inflación acumulada del año llegó al 2,2% (enero a julio), mientras que la interanual al 3,6% (julio 2014 a julio 2015).

En cuanto a la evolución de la economía, los agentes mantienen su expectativa de crecimiento en torno al 4% para este año, pero redujeron de 4,2% (julio) a 4% la del 2016.