Sintra, Portugal. El gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens, exhortó este martes a los llamados países emergentes a no caer en la complacencia y consideró que éstos también deben implementar reformas para evitar problemas futuros.

"No hay espacio para ser complacientes a estas alturas", advirtió Carstens, uno de los ponentes invitados este martes al foro organizado por el Banco Central Europeo en Sintra (Portugal) sobre política monetaria.

Durante su intervención, el economista mexicano -candidato al liderazgo del Fondo Monetario Internacional en 2011- defendió que los emergentes "no pueden depender de que las economías avanzadas crezcan más deprisa".

"Tenemos que crecer internamente y eso quiere decir que hay que aplicar reformas, cuanto antes mejor", argumentó.

Por eso, instó a los líderes de los emergentes -categoría en la que también se incluye a México- a generar las condiciones internas que permitan conseguir "economías más fuertes y más resilientes".

Carstens consideró que este grupo de países afrontó con éxito las dificultades derivadas de la severa crisis económica en las economías avanzadas por encontrarse "bien preparados" gracias a las "lecciones" aprendidas años antes, que les otorgó "una gran capacidad para absorber los choques externos".

En su opinión, los emergentes "están creciendo por debajo de su potencial" debido precisamente a la actitud complaciente de algunos, lo que genera "vulnerabilidad".

El gobernador mexicano destacó que la mejora de las economías avanzadas "es también del interés de los emergentes", especialmente a nivel de exportaciones.

Carstens participó este martes en la segunda y última jornada del foro de Sintra, donde formó parte de un panel de oradores en el que también figuraba el prestigioso economista estadounidense Paul Krugman.