Excelsior.com.mx Ciudad de México. México es una economía fuerte que está creciendo por encima de países como Brasil y Sudáfrica.

Así lo aseguró Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), quien dijo que dentro del Grupo de los 20 (G20), sólo tres países crecen más que México: China, India y Arabia Saudita. “La economía está creciendo bien, con una tasa de 3,9% en 2011, y este año podría ser de 3,5%”.

Al participar en la Séptima cumbre financiera mexicana, organizada por LatinFinance, reiteró que la economía del país todavía tiene retos, como crecer a tasas más altas, de entre 5% y 6%, y para ello es importante que se hagan las reformas estructurales, entre ellas la laboral, energética, de comunicaciones, de competencia, y terminar con la reforma en materia de ley y justicia.

“En términos generales, tenemos unas perspectivas razonables, dado el entorno económico tan complejo que estamos viviendo y espero que todos los mexicanos, reflejados en el Congreso, podamos lograr los acuerdos para hacer esos cambios estructurales que nos lleven a tasas de crecimiento todavía mayores”, subrayó.

El funcionario mexicano dijo que la Ley de Responsabilidad Fiscal ha permitido que el déficit, sin considerar la inversión de Pemex, se mantenga cercano al cero por ciento, y que la deuda como proporción del PIB esté apenas un poquito arriba de 30%, lo que significa que es mucho menor y más barata respecto a la de los países desarrollados que están en crisis.

Adicionalmente, señaló que México cuenta con un banco central autónomo, cuya misión es mantener la estabilidad de la moneda y la inflación bajo control, la cual “fue muy baja en la primera quincena de febrero y en términos anuales está en 4,01%”, aunque señaló que podría ser menor, de no ser por la sequía y la volatilidad de los precios internacionales de los commodities.

“Entonces esta combinación de buen manejo monetario y fiscal, ha venido a redundar en un nivel de tasas de interés muy bajo, favorable y muy útil para una banca con capacidad de extender crédito”, dijo Carstens.

Basilea III. Al respecto, añadió que el crédito bancario crece a tasas de dos dígitos en México, contribuyendo así de manera muy importante a la expansión de la economía nacional, y explicó que esto se debe en parte a que nuestro país fue visionario, pues después de la crisis de 95 instrumentó medidas para fortalecer el sistema financiero.

Gracias a ello, “México será de los primeros países que adopten Basilea III, es decir, estaremos adoptando los estándares más rigurosos en materia de regulación y supervisión bancaria con siete años de anticipación”.

Otro factor que ha permitido crecer a la economía mexicana, agregó, es la capacidad de absorber choques, como por ejemplo el monto de reservas internacionales que asciende a unos US$150.000 millones, cantidad que cubre prácticamente toda la deuda pública del país y respalda la moneda nacional.

“Otro tema que ayuda mucho es la flexibilidad del tipo de cambio, ya que es importante tener la posibilidad de que se ajuste, sobre todo si choques como el que recibimos por Estados Unidos y Europa, afectan las exportaciones”, agregó el gobernador del Banxico.