En la primera quincena de mayo de 2011 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) disminuyó 0,75% (en la misma quincena de 2010 se redujo 0,54%).

Esta reducción del INPC con relación al mismo periodo del año anterior se explica por el desempeño de los componentes subyacente y no subyacente. En el primero destacó el menor ritmo de crecimiento de los precios de las mercancías distintas a los alimentos así como de los servicios. En el segundo, sobresalieron las bajas en las cotizaciones de algunos productos agropecuarios así como en las tarifas eléctricas por la entrada en vigor del programa de temporada cálida en varias ciudades del país.

En la primera quincena de mayo de 2011 el índice de precios subyacente aumentó 0,07% (este dato fue 0,16% en igual lapso del año previo). La variación del subíndice de precios de las mercancías fue 0,13% (la cifra comparable del año anterior fue 0,18%), sobresaliendo la menor contribución de las mercancías distintas a los alimentos, bebidas y tabaco. El subíndice de precios de los servicios presentó una variación de 0,02% (en la misma quincena de 2010 fue 0,14%), destacando la tasa de variación negativa del grupo de los servicios distintos a vivienda y a la educación, lo que parcialmente obedeció a las bajas que se observaron en los precios de los servicios turísticos en paquete al término del periodo vacacional de Semana Santa.

El índice de precios no subyacente disminuyó 3,49% durante la quincena que se reporta (en igual periodo de 2010 se redujo 2,78%). La caída en los precios de algunas frutas y verduras entre las que destacan el jitomate, el pepino, el plátano, el tomate verde y el limón, contribuyeron a que el subíndice de precios de los productos agropecuarios presentara una variación de -2,70% (en la misma quincena de 2010 fue -1,76%). Por su parte, el subíndice de precios de los energéticos y tarifas autorizadas por distintos niveles de gobierno presentó una variación de -3,95% (en el mismo periodo del año anterior fue -3,43%).