Santiago. El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, aseguró que 20.000 puestos laborales se han visto afectados por daños provocados por el revuelo social que se vive en Chile.

En detalle, se trata de plazas laborales que se desempeñan en el sector comercio.

Conforme publicó Pulso, la autoridad detalló que “20.000 puestos de trabajo se han visto afectados con la quema y el saqueo de más de 315 locales comerciales”.

Seguidamente, opinó que es “inentendible que el legítimo derecho a manifestarse termine castigando a los trabajadores”.

Monckeberg aseguró que desde su cartera de Gobierno realizarán todo lo posible “para que esos trabajadores no pierdan el trabajo y sean reubicados lo antes posible”.

En la misma línea, informó que -de momento- no han habido denuncias en torno a la flexibilidad que necesitan los trabajadores ante la contingencia.

“(…) Creemos que hay que insistir en el llamado a las empresas a que tengan la anticipación de ir adecuando los turnos y dar las facilidades para que los trabajadores no se vean afectados con las restricciones de horario y del transporte público”, expresó el secretario de Estado.