Lima, Andina. Perú es el principal destino de las inversiones realizadas por empresas de Chile durante el primer trimestre al registrar cerca de US$290 millones, informó la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

Indicó que dicho monto representa el 36% del total invertido por las compañías chilenas en el exterior y permitió a Perú el lugar que ya exhibió entre los años 2007 y 2008 como principal país de destino, pese a la incertidumbre natural que ha generado el proceso eleccionario en dicho país, según el Informe Económico de la CCS.

Durante la última década la participación de Perú como destino de la inversión chilena ha aumentado en forma sostenida, desde apenas 1% en el 2000 hasta 36% el primer trimestre del 2011.

Entre los años 1990 y 2011 se acumulan inversiones chilenas en Perú por más de US$10,000 millones, ubicándose como tercer destino histórico, luego de Argentina (más de US$17,000 millones) y muy cerca de Brasil (US$10.726 millones).

A nivel sectorial, las inversiones en Perú son lideradas por el sector retail (39% del total acumulado), seguido por energía (24%) e industria (20%).

Luego de Perú, Estados Unidos se ubica como el segundo destino más importante en el primer trimestre para las inversiones chilenas.

Mientras que ese país se ubica en el sexto lugar del histórico de inversiones acumuladas con US$1.146 millones, principalmente por inversiones industriales, las cuales representan el 41% del total desde 1990.

La CCS dijo que luego del explosivo boom experimentado por la inversión chilena en el exterior desde mediados del 2009, los montos detectados durante el primer trimestre registraron una desaceleración, que los llevó por debajo de la barrera de los US$1.000 millones por primera vez luego de seis trimestres.

Las operaciones detectadas entre enero y marzo de este año totalizaron cerca de US$800 millones, lo que representa un descenso en torno al 50% tanto respecto del trimestre inmediatamente anterior como de igual período del 2009.

“Este comportamiento corresponde en parte a una normalización del ciclo de inversión, el que durante casi dos años registró estadísticas inusuales tanto en la formación bruta de capital dentro de Chile como en los planes de expansión de las empresas hacia el exterior”, comentó.

Adicionalmente, explicó que los flujos mundiales de inversión hacia los países emergentes, entre ellos los latinoamericanos, muestran una disminución en los últimos trimestres, tendencia que también afecta a los inversionistas chilenos, cuyo principal destino es, por lejos, esta región.