El gobierno venezolano aumenta su deuda interna y externa, pero también le adeudan cada vez más. Casi paralelamente también crece el intercambio de petróleo por alimentos.

Los créditos comerciales, préstamos y otro tipo de convenios aprobados por Venezuela a otros países se incrementaron 24% en el último año. Durante el tercer trimestre de 2011 finalizaron en US$42.990 millones en comparación a los US$34.748 millones del mismo período de 2010.

El aumento de este tipo de préstamos otorgados a clientes del exterior, proviene principalmente de aquellas naciones que integran con el gobierno del presidente Hugo Chávez el acuerdo de Petrocaribe. Incluye igualmente las cuentas por cobrar de Petróleos de Venezuela, así como las acreencias que otros gobiernos han contraído con las empresas estatales del país.

En estas cuentas se reflejan los acuerdos energéticos firmados con 14 naciones de la región latinoamericana y el Caribe, entre las que destacan Cuba, República Dominicana, Antigua y Barbuda, las Bahamas, Belice, Dominica, Grenada, Guyana, Jamaica, Surinam, Santa Lucía, Guatemala, San Cristóbal y Nieves y San Vicente y las Granadinas.

En esta partida también se incluyen los acuerdos bilaterales suscritos con otras naciones como Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Honduras, Uruguay y Argentina, con los cuales, en la medida de lo posible, el gobierno venezolano se reúne cada tres meses para revisar convenios o aprobar nuevos.

Entérese de todos los detalles en la sección Políticas Públicas de la edición impresa de El Mundo Economía & Negocios del 6 de diciembre de 2011.