Andina. El presidente de la República, Alan García garantizó que el próximo gobierno creará unos 3 millones de empleos y aseguró que gozará de más recursos para realizar obras de infraestructura y sociales en beneficio de quienes menos tienen.

“En el gran conjunto, le garantizo que el próximo gobierno más allá de las ofertas de los señores candidatos, va a generar entre 2.5 millones y 3 millones de empleos más para el Perú”, subrayó en el programa “Cinco sentidos” de RPP.

Indicó que en todo el presente año, el Estado contará con mayores ingresos que se obtuvo durante el 2010, ante las evidencias del avance del país en los primeros meses de este año.

“Los tres primeros meses del 2011 demuestran que con la velocidad que llevamos, el gobierno que presido y el siguiente, a partir de la mitad del año, van a tener más recursos para hacer hospitales, comprar medicinas, para hacer lo que desee el próximo presidente”, añadió.

Asimismo, sostuvo que en el 2012, por efectos de los precios del oro, cobre, plomo, zinc, plata, y por el incremento de las exportaciones en las artesanías y la agroindustria, habrá más trabajo y recursos para enfrentar con éxito la crisis internacional.

“Vamos a tener más trabajo y muchísimos más ingresos, por lo menos el 2011 y 2012 nos reiremos de la crisis internacional; es cierto que la crisis internacional sube el precio del petróleo, el trigo y el maíz, pero uno no puede creer que todo va a ser bueno al mismo tiempo”, indicó.

El jefe del Estado señaló que si bien no se puede garantizar a ningún gobierno cinco años de prosperidad total, las condiciones están dadas para que el Perú continúe con su velocidad de desarrollo, lo cual le permitirá contar con más recursos para enfrentar una situación internacional adversa.

“Creo que vamos a tener un aproximado de US$6.000 millones para el Fondo de Estabilidad Fiscal, es decir, una cantidad importantísima por si hubiera una crisis”, subrayó.

Por otro lado, el primer mandatario destacó lo logros alcanzados durante su gestión en materia de política exterior, entre los cuales destacó las buenas relaciones con los países vecinos, y el inicio de las conversaciones para construir con Colombia, Brasil y México, una “integración profunda” que permita establecer “una zona sin obstáculos para el libre tránsito”,

“Creo que eso será mi legado para el próximo gobierno”, puntualizó.