Berlín. La economía de Alemania podría acelerarse más de 3% este año y, a pesar de una esperada desaceleración en 2011, el crecimiento seguirá siendo sólido, dijo este martes el viceministro de Finanzas, Steffen Kampeter.

"Soy optimista en lo que se refiere a las previsiones de crecimiento de este año. No se puede descartar un crecimiento superior al 3%, [aunque] un crecimiento del 2,9% no sería el fin del mundo", Kampeter dijo en una entrevista. "Es importante que hagamos todo lo posible por fortalecer el potencial de crecimiento el próximo año, ya que el gran resultado de 2010 no se repetirá en 2011. Las previsiones de crecimiento son claramente menores".

Apuntó a la previsión dada la semana pasada por el Fondo Monetario Internacional, que elevó sus pronósticos de crecimiento para Alemania este año hasta 3,3% desde 1,4% de su informe de primavera. El FMI espera que el crecimiento del próximo año sea de 2%, por encima de 1,6% que preveía anteriormente.

"No espero un desplome del crecimiento, pero prevemos un crecimiento muy sólido en lugar de un crecimiento en todo su potencial", dijo.

Destacó que se debe seguir con la consolidación fiscal y que las reformas estructurales son importantes para generar un crecimiento sostenible.

El gobierno alemán presentará la semana próxima sus previsiones de crecimiento. El ministro de Economía, Rainer Bruederle, que será el encargado de presentar esas previsiones, dijo que el crecimiento probablemente casi alcanzará 3% este año.