Berlín. Alemania vendió 3.312 millones de euros en bonos soberanos a cinco años el miércoles, en una subasta que según analistas fue buena pese a los bajos rendimientos que ofreció, en medio del nerviosismo del mercado por el esperado éxito de Grecia en su plan de canje de deuda.

Los inversionistas exhibieron una demanda de 1,8 veces la oferta, la misma que en una colocación de deuda a cinco años del 8 de febrero, y el rendimiento promedio bajó al 0,79% desde el 0,91%.

Las notas Bobl con cupón del 0,75% vencen el 24 de febrero del 2017. El cierre de la operación es el 9 de marzo.

"La subasta se ve bien, dado el bajo nivel de rendimiento, apoyada por las grandes redenciones alemanas en marzo y también que después de la enorme escalada vista en la periferia (de la zona euro) en los primeros dos meses del año, los inversores han tomado algunas ganancias y cubren posiciones", dijo Alessandro Giansanti, estratega de tasas de ING.

Tras la licitación, el futuro del bono Bund germano cayó a 140,24 desde los 140,15 previos a la operación, mientras que los rendimientos del bono alemán a cinco años se movían en 1,2 puntos básicos en el mercado secundario a un 0,794%, frente al 0,805% previo a la venta.