Berlín. El Gobierno alemán cree que la economía podría haber crecido a un ritmo de un 1,5 por ciento, mejor a lo esperado, durante el segundo trimestre del año, según reportó el sábado el semanario alemán Der Spiegel.

La revista dijo que proyecciones internas del Gobierno estimaban el crecimiento del segundo trimestre en más de 1,5%, desde una estimación anterior para el período de un 0,9 por ciento.

Si la tendencia se mantiene, el Gobierno espera un crecimiento para todo el año muy superior a un 2 por ciento.

El pronóstico oficial del Gobierno para el 2010 es de un 1,4 por ciento. El ministro de Economía, Rainer Bruederle, ha insinuado que la tasa podría ser revisada al alza. La Oficina Federal de Estadísticas publicará la información del producto interno bruto del segundo trimestre el 13 de agosto.

"Estoy seguro de que tendremos un poco más de eso para finales de año", dijo Bruederle al diario B.Z. am Sonntag, según un extracto publicado el sábado. También dijo que el nivel de desempleo disminuirá bajo los 3 millones este año.

Muchos economistas privados han elevado sus proyecciones.

El presidente de la asociación de exportadores de Alemania (BGA), Anton Boerner, dijo al diario Rheinpfalz am Sonntag que el crecimiento de las exportaciones estaba conduciendo el alza económica.

"Aún las proyecciones más optimistas sobre las exportaciones han sido sobrepasadas en el primer semestre", sostuvo.

Agregó que los productos alemanes eran muy demandados desde países en desarrollo, en particular de China.

El gobierno alemán cree que la economía podría haber crecido a un ritmo de 1,5%, mejor a lo esperado, durante el segundo trimestre del año, según reportó este sábado el semanario alemán Der Spiegel.

La revista dijo que proyecciones internas del Gobierno estimaban el crecimiento del segundo trimestre en más de 1,5%, desde una estimación anterior para el período de 0,9%.

Si la tendencia se mantiene, el Gobierno espera un crecimiento para todo el año muy superior a 2%.

El pronóstico oficial del Gobierno para 2010 es de 1,4%. El ministro de Economía, Rainer Bruederle, ha insinuado que la tasa podría ser revisada al alza. La Oficina Federal de Estadísticas publicará la información del producto interno bruto del segundo trimestre el 13 de agosto.

"Estoy seguro de que tendremos un poco más de eso para finales de año", dijo Bruederle al diario B.Z. am Sonntag, según un extracto publicado el sábado. También dijo que el nivel de desempleo disminuirá bajo los 3 millones este año.

Muchos economistas privados han elevado sus proyecciones.

El presidente de la asociación de exportadores de Alemania (BGA), Anton Boerner, dijo al diario Rheinpfalz am Sonntag que el crecimiento de las exportaciones estaba conduciendo el alza económica.

"Aún las proyecciones más optimistas sobre las exportaciones han sido sobrepasadas en el primer semestre", sostuvo.

Agregó que los productos alemanes eran muy demandados desde países en desarrollo, en particular de China.