La situación actual en Europa no es "absolutamente" comparable con la crisis que sufrió Argentina en 2001, sostuvo el ministro alemán de economía, Wolfgang Schaeuble.

La autoridad declaró, durante una rueda de prensa conjunta con el ministro italiano de economía, Giulio Tremonti, que las autoridades habían reflexionado sobre si se puede hacer algún paralelismo con la situación argentina.

"Pienso que las situaciones, de partida, son dos cosas totalmente diferentes, que no pueden ser confrontadas", dijo el ministro, según ambito.com.

El secretario de estado alemán remarcó que la situación implica la estabilidad de presupuesto y financiera de toda Europa y no de un país individual.

Las declaraciones se suceden cuando la explosión de las deudas públicas de Grecia, España y Portugal -que junto a Islandia son integrantes del grupo denominados en foma peyorativa como PIGS- amenazan la estabilidad del la zona del euro.